Sistema de alarma

Un sistema de alarma de intrusión es esencialmente una instalación eléctrica diseñada para proveer una advertencia, lo antes posible, ante una entrada o intento de entrada de un delincuente en el área protegida.
No está destinado a impedir físicamente la entrada del intruso.

Por lo tanto no debe considerarse como una alternativa a sistemas de protección física como rejas, cercos, etc.
El grado de protección del sistema de alarma y del sistema de protección física, depende del tiempo que se estima puede emplear un intruso en robar algo sustancial y de la demora en responder por parte de la autoridad competente.

Un sistema de alarma esta compuesto por diferentes componentes que realizan funciones complementarias.
Unos se usan para detectar al intruso y luego pasar esta información a una unidad de control, la cual hace operar una unidad de aviso.

Todos estos componentes son de igual importancia: si alguno de ellos falla todo el sistema deja de funcionar o funcionara parcialmente, con el consiguiente riesgo.

Un sistema de alarma, quizás mas que otros dispositivos, necesita mantenimiento periódico.

Una batería descargada, sensores de movimiento bloqueados (intencional o accidentalmente), sirenas que no funcionan en el momento requerido, son algunas de las causas que hacen que el sistema no funcione adecuadamente cuando se necesita.

Puede pasar bastante tiempo desde que se instala originalmente hasta que una intrusión requiere que de aviso correctamente.

Durante todo ese tiempo debe verificarse periódicamente su buen funcionamiento.

Deja un comentario