El analisis de riesgos, metodos cuantitativo mixto y metodo Mosler

Métodos de Análisis de Riesgos

Método Mosler y

Cuantitativo Mixto

Método Mosler.

Este método tiene por objeto la identificación, análisis y evaluación de los factores que pueden influir en la manifestación y materialización de un riesgo, con la finalidad de que la información obtenida nos permita calcular la clase y dimensión de riesgo. Una vez conocida la clase y calculada la dimensión del riesgo, se pueden tomar decisiones para definir las acciones a tomar.

            El método es cuaLitativo y de tipo secuencial de modo que cada fase del mismo se apoya en los datos obtenidos en las fases que le preceden.

            El desarrollo de este método se lleva a cabo por medio de las siguientes fases concatenadas:

  1. Definición del riesgo.
  2. Análisis del riesgo.
  3. Evaluación del riesgo.
  4. Cálculo de la clase de riesgo.

1a FASE – DEFINICIÓN DEL RIESGO.

Esta fase tiene por objeto, la identificación del riesgo, delimitando su objeto y alcance, para diferenciarlo de otros riesgos.

            El procedimiento a seguir es mediante la identificación de sus elementos característicos, estos son:

  • El bien
  • El daño

Para llevarla a cabo se requiere definir a qué riesgos está expuesto el equipo a proteger (riesgo de inversión, de la información, de accidentes, o cualquier otro riesgo que se pueda presentar), haciendo una lista en cada caso, la cual será tenida en cuenta mientras no cambien las condiciones (ciclo de vida).

El bien.- Viene a ser el equipo al cual se va a aplicar el análisis de riesgo. No todos los equipos tienen el mismo impacto con respecto al riesgo. Por tal razón se deben escoger cuidadosamente los equipos a los cuales se les haría el análisis de riesgo.

El daño.- Una vez seleccionado el o los equipo a analizar es necesario determinar el daño (la falla) que se tomará como base para el análisis, pues un equipo puede tener diferentes tipos de falla, y cada tipo de falla tiene diferente impacto con respecto al riesgo. Es recomendable escoger, de acuerdo a la experiencia, el daño que se considere que sea de más impacto; o bien el daño que ya se haya presentado con mayor frecuencia.

2a FASE – ANÁLISIS DEL RIESGO

En esta fase se procederá al cálculo de criterios que posteriormente nos darán la evaluación del riesgo. El procedimiento consiste en dos pasos:

  • Identificación de las variables
  • Análisis y cuantificación de los factores obtenidos de las variables y ver en qué medida influyen  en el criterio considerado, cuantificando los resultados según la escala Penta (1 a 5).

Identificación de las variables.

Para establecer un mejor valor (más acertado) a las diferentes variables se consideran tres preguntas a aplicar para cada uno de seis criterios. Se asigna un valor a cada una de las tres preguntas que se hacen dependiendo de las condiciones que se presenten en cada criterio. Por último se aplica un baremo que dará el valor definitivo de cada uno de los criterios.

            Los criterios a considerar son los siguientes:

  1. Criterio de función “F”.
  2. Criterio de sustitución “S”.
  3.  Criterio de Profundidad “P”.
  4. Criterio de extensión “E”.
  5. Criterio de agresión “A”.
  6. Criterio de vulnerabilidad “V”.

            Para cada criterio se consideran cinco condiciones con una calificación de mayor a menor empezando con un 5 (cinco) y terminando con un 1 (uno), y se establecen tres preguntas, de tal modo que cada pregunta se contesta del 1 al 5 según la condición que aplique a la misma.

Criterio de función “F”

Este criterio mide cuál es la consecuencia negativa o daño que pueda alterar la actividad y cuya consecuencia tiene un puntaje asociado, del 1 al 5, que va desde “Muy levemente” a “Muy gravemente”

Las consecuencias negativas o daños pueden alterar o afectar de forma diferente la actividad:

  • Muy gravemente        5
  • Gravemente                4
  • Medianamente            3
  • Levemente                  2
  • Muy levemente           1

Preguntas:

  1.  ¿Cómo puede afectar los daños a los clientes y los empleados?
  2.  ¿Cómo puede afectar los daños en las instalaciones?
  3.  ¿Cómo puede afectar los daños económicos?

Criterio de sustitución “S”

Dificultad para ser sustituidos los  bienes o productos:

  • Muy difícilmente                         5
  • Difícilmente                                 4
  • Sin muchas dificultades               3
  • Fácilmente                                    2
  • Muy fácilmente                            1

Preguntas:

  1. ¿Se puede encontrar el bien a sustituir?
  2. ¿serán rápidos los trabajos de sustitución?
  3. ¿Continuará la actividad en la empresa?

Criterio de Profundidad  “P”

Perturbación y efectos psicológicos que podrían producirse en la imagen:

  •  Perturbaciones muy graves          5
    •  Perturbaciones graves                  4
    •  Perturbaciones limitadas              3
    •  Perturbaciones leves                     2
    •  Perturbaciones muy leves             1

Preguntas:

                   Los daños en la imagen de la entidad,

  1. ¿Causan perturbaciones en el personal?
  2. ¿Causan perturbaciones en los clientes?
  3. ¿Causan perturbaciones en el sector?

Criterio de extensión “E”

El alcance de los daños o pérdidas a nivel territorial.

  • Alcance internacional            5
  • Carácter nacional                   4
  • Carácter regional                    3
  • Carácter local                         2
  • Carácter individual                 1

Preguntas:

  1. ¿Cómo han sido los daños en la imagen de la entidad?
  2. ¿Cómo han sido los daños económicos?
  3. ¿Cómo han sido los daños en los bienes?

Criterio de agresión “A”

La probabilidad de que el riesgo se manifieste.

  • Muy alta                          5
  • Alta                                 4
  • Normal                            3
  • Baja                                 2
  • Muy baja                         1

Preguntas:

  1. ¿Cómo es el nivel de delincuencia en el sector y/o en el territorio?
    1. ¿Las instalaciones se encuentran aisladas o en zona de actividad natural?
    1. ¿Existen materias peligrosas o gran cantidad de elementos técnicos?

Criterio de vulnerabilidad  “V”

Probabilidad de que realmente se produzcan daños o  pérdidas.

  • Muy alta                          5
    • Alta                                 4
    • Normal                            3
    • Baja                                 2
    • Muy baja                         1

Preguntas:

  1. Los daños podrán evitarse con las medidas de seguridad existentes.
    1. Existencia de ayuda exterior en la zona.
    1. Las perdidas están aseguradas.

Los valores obtenidos como respuesta a cada pregunta de cada criterio se anotan en una tabla como la siguiente:

Preguntas Función Sustitución Profundidad Extensión Agresión Vulnerabilidad
1            
2            
3            
Baremo            

Plantilla tipo para ayudar en la elección del valor de cada variable.

Análisis y cuantificación de los factores.

 Consiste en el análisis de los factores obtenidos de las variables y ver en qué medida éstos influyen en el criterio considerado, cuantificando los resultados según la escala Penta (1 al 5). Para establecer un mejor o acertado valor a las diferentes variables se debe de asignar un valor a cada una de las tres preguntas que se hacen por criterio, y por último se aplica un baremo que dará el valor definitivo para cada uno de los criterios.

Baremo.- Criterio a seguir para obtener un valor representativo que tome en cuenta las tres preguntas, de modo que para cada una de los seis criterios se tenga solo un valor en lugar de tres. En este caso, utilizaremos el siguiente criterio para el Baremo:

  • Tres contestaciones con cualquier combinación de 4’s (cuatros) o 5’s (cincos) —- 5
  • Dos contestaciones con cualquier combinación de 4’s (cuatros) o 5’s (cincos), y

Una contestación con 1, 2 o 3 ————————————————————– 4

  • Una contestación con 4 o 5,

Una contestación con 3, y         ———————————————————— 3

Una contestación con 1 o 2

  • Dos contestaciones con cualquier combinación 1’s (unos o 2’s (doses), y

Una contestación con 3, 4 o 5 ————————————————————– 2

  • Tres contestaciones con cualquier combinación de 1’s (unos o 2’s (doses) ——— 1

El valor obtenido se anota en el renglón inferior de la tabla para cada uno de los criterios.

3a FASE – EVALUACIÓN DEL RIESGO

Esta fase de análisis del riesgo tiene por objeto cuantificar el riesgo considerado (ER).

Paso 1.- Primeramente se calcula el carácter del riesgo “C”.

                                 C = I + D

En donde:

     I = Importancia del suceso = Función (F) x Sustitución (S)

     D = Daños ocasionados = Profundidad (P) x Extensión (E)

Paso 2.- A continuación se procede el cálculo de la probabilidad “Pb”.

Pb = Agresión (A) x Vulnerabilidad (V)

Paso 3.- Con la información obtenida de los pasos anteriores se puede cuantificar el riesgo considerado “ER”.

             ER = Carácter (C) x Probabilidad (Pb) = C x Pb

4º FASE – CÁLCULO DE LA CLASE DE RIESGO

Una vez conocido el valor del riesgo considerado, el siguiente paso es determinar la clase de riesgo, la cual depende precisamente del valor de ER. En la siguiente tabla se muestra la clase de riesgo que corresponde al los diferentes valores del riesgo considerado (ER).

Valor  de ER Clase de Riesgo
2 a 250 Muy Bajo
251 a 500 Pequeño
501 a 750 Normal
751 a 1000 Grande
1001 a 1250 Elevado

EJERCICIO PARA HACER EN EL SALÓN DE CLASE

Determinar el riesgo de una falla en un trasformador trifásico de mediana capacidad que ocasiona que el transformador quede fuera de servicio. El transformador alimenta la energía eléctrica a una empresa de tamaño mediano, la cual depende exclusivamente de ese transformador para el suministro de la energía eléctrica, por lo cual al presentarse la falla la empresa tiene que suspender sus operaciones.

La empresa está instalada en una ciudad que dispone de los servicios de representación de fabricantes de transformadores y de reparación y mantenimiento de todo tipo de transformadores. El transformador puede estar sujeto a las siguientes posibles fallas:

  • Corto circuito por elementos extraños en sus conexiones
  • Calentamiento por sobrecarga
  • Malas condiciones del aceite
  • Descarga eléctricas externas por rayos

1a Fase – Definición del Riesgo.

El bien: Transformador trifásico de mediana capacidad.

El daño: El transformador queda fuera de servicio por la falla, ocasionando que la empresa se quede sin energía eléctrica y tenga que suspender sus operaciones.

2a Fase – Análisis del Riesgo

Método cuantitativo mixto

Este método tiene como particularidad, el abandono de las ponderaciones igualitarias de sus factores, como ocurría en el método Mosler, al tiempo que introduce procedimientos cuantitativos y consecuentemente se aleja de las influencias subjetivas que podían influir en exceso en el método anterior.

Su estudio se debe dividir en varias etapas consecutivas, por consiguiente también nos encontramos ante un método secuencial.

Las fases del método son las mismas que las del método Mosler:

1ª fase – Definición del riesgo.

2ª fase – Análisis del riesgo.

3ª fase – Evaluación del riesgo.

4ª fase – Clasificación del riesgo.

1ª fase – Definición del riesgo

Tiene por finalidad la identificación del riesgo, delimitando su objeto y alcance, para diferenciarlo de otros riesgos. El procedimiento a seguir es el mismo que se emplea en el método Mosler y se basa en la identificación de los elementos característicos del riesgo, como son el bien y el daño.

El bien.- Viene a ser el equipo al cual se va a aplicar el análisis de riesgo. No todos los equipos tienen el mismo impacto con respecto al riesgo. Por tal razón se deben escoger cuidadosamente los equipos a los cuales se les haría el análisis de riesgo.

El daño.- Una vez seleccionado el o los equipo a analizar es necesario determinar el daño (la falla) que se tomará como base para el análisis, pues un equipo puede tener diferentes tipos de falla, y cada tipo de falla tiene diferente impacto con respecto al riesgo. Es recomendable escoger, de acuerdo a la experiencia, el daño que se considere que sea de más impacto; o bien el daño que ya se haya presentado con mayor frecuencia.

La identificación, a su vez, de estos elementos característicos se realiza mediante la descripción del bien, la cualidad benéfica y las circunstancias para el mismo; así como de la causa, la manifestación y las consecuencias negativas del daño.

2ª fase – Análisis del Riesgo

Esta fase tiene por objeto la determinación de los criterios que posteriormente evaluaremos en la siguiente fase. Los criterios a ponderar serán los siguientes:

  • Criterio de probabilidad (P)
  • Criterio de exposición (E)
  • Criterio de consecuencias (C)

a) Criterio de probabilidad (P).- En este criterio se mide el número de veces o la frecuencia con que puede presentarse el riesgo analizado; por consiguiente, es un criterio muy unido a la vulnerabilidad que presenta el bien a sufrir daños como consecuencia del riesgo estudiado.

b) Criterio de exposición (E).- Este criterio atiende a las veces que puede presentarse la causa de la falla y a la intensidad con que puede actuar durante su presencia, ya sea por presentarse durante mucho tiempo o por la agresividad aunque se presente por  poco tiempo.

c) Criterio de consecuencias (C).- Mediante este criterio, se cuantifican los daños y costos potenciales que pudieran producirse en caso de materializarse el riego analizado, basándose en porcentajes de unidades monetarias.

3ª fase – Evaluación del riesgo

Es el proceso de valoración y ponderación de los criterios definidos en la fase anterior. Esto es que en esta fase se cuantifica la probabilidad, la exposición y las consecuencias.

a) Evaluación de la probabilidad.

En este paso se evalúa el número de veces que puede presentarse el riesgo analizado. A la probabilidad de que ocurra se le asigna un parámetro que será mayor que cero y menor o igual que diez, de acuerdo con la tabla de probabilidades que más abajo se señala.

Es de destacar que, si bien el concepto de probabilidad aplicado a este método es similar al concepto estadístico, no así su cuantificación, pues en estadística la probabilidad siempre oscila entre cero y uno, siendo cero cuando existe la certeza absoluta de no ocurrencia del suceso estudiado y uno cuando se presente la certeza absoluta de ocurrencia.

En la siguiente tabla se asignan los parámetros a aplicar según la probabilidad de que ocurra el riesgo.

GRADO DE PROBABILIDAD DEL RIESGO (P) PARÁMETRO A APLICAR
Ocurre casi seguro, es lo más probable que ocurra 10
Puede ocurrir el 50 % de las veces 6
Es posible pero poco usual 3
Remotamente posible 1
Concebible aunque nunca ha ocurrido 0.5
Prácticamente imposible 0.1

Es importante señalar que la condición a considerar depende de varios factores, tales como:

  • El cuidado que se tenga en la operación del equipo
  • La ubicación de equipo, la cual influye en la posible exposición a humedad, polvo o gases corrosivos
  • El tipo de mantenimiento que se le aplica
  • Las variaciones de las condiciones de operación
  • Otros  

b) Evaluación de la Exposición.

Son las veces que puede presentarse la causa de la falla y a la intensidad que puede actuar durante su presencia. De acuerdo con el concepto de exposición el parámetro se pondera entre cero y diez según la tabla que se detalls a continuación.

GRADO DE LA EXPOSICIÓN A LA CAUSA DE LA FALLA (E) PARÁMETRO A APLICAR
Continuamente 10
Frecuentemente 6
Ocasionalmente 3
Poco usual 2
Raramente 1
Muy raramente 0.5

c) Evaluación de la consecuencia.

La consecuencia será ponderada ente cero y cien, graduando esta valoración según corresponda a la magnitud económica de los daños y costos potenciales. Este método la pondera con un peso diez veces superior que el asignado a la probabilidad o a la exposición.

Se toma como referencia del daño irreparable la cuantía a partir de la cual no se podría hacer frente en un ejercicio económico al flujo presupuestario para atenderlo, asignándole un valor de 100 %.

GRADO DE LAS CONSECUENCIAS (C) PARÁMETRO A APLICAR
CONSECUENCIAS PORCENTAJE  
Catastróficas >100% de máximo permitido 100
Desastre >33.3% hasta el 100% 50
Muy serias >11.1% hasta el 33.3% 25
Serias >3.3% hasta 11.1% 15
Importantes >0.33% hasta 3.3% 5
Perceptibles <0.33% 1

Una vez ponderados y valorados los tres criterios citados, se determina el nivel del riesgo “R” por medio de la expresión:

R = P x E x C

4ª fase – Clasificación del riesgo.

En consecuencia de los resultados que se obtengan del nivel de riego, el Método Cuantitativo mixto establece una relación de acciones que están directamente vinculadas con los medios humanos, técnicos y organizativos del área involucrada (Mantenimiento, Operación, etc.), la cual debe plantear que acciones se tomarán y la resolución de las mismas. Esto nos servirá para establecer con que celeridad deben de tomarse las medidas en caso de que se produzca el suceso.

De acuerdo con el nivel de riesgo obtenido se establece la siguiente clasificación.

Nivel del riesgo Clasificación del riesgo Acciones correctoras a tomar
0 < R ≤ 20 Aceptable Mantener la operación
20 < R ≤ 70                                                                                Posible Controlar
70 < R ≤ 200                                                                              Considerable Requiere corrección
200 < R ≤ 400                                                                            Alto Corrección inmediata
400 < R ≤ 10.000                                                                       Muy alto Considerar eliminación de la operación

A medida que se van ejecutando las acciones correctoras, sea de carácter administrativo (normas, procedimientos, etc.), de operación o de mantenimiento, irán disminuyendo los valores de los criterios analizados y consecuentemente bajará el nivel del riesgo “R”, del servicio estudiado.

El Costo y Grado de Corrección del Método Cuantitativo.

Se podría pensar, en principio, que cuanto menor sea el valor de “R” tanto mejor sería para la administración. Pero no es así, dado que la disminución del nivel de riesgo tiene un costo que viene determinado por el costo de los medios (CM) empleados.

Además de este costo, otro punto relevante a tener en cuenta es el factor de corrección (FC), el cual mide la disminución del nivel de riesgo “R” que tiene lugar al entrar en acción los medios empleados.

Para ayudar a tomar una decisión sobre la optimación de los recursos empleados, su costo y el grado de corrección del riesgo, se emplea la formula de justificación “J”, donde:

J = R / ( CM x FC )

Costo de los Medios.- La cuantificación del costo de los medios se determina a partir de la valoración del esfuerzo económico que supone la implantación de las medidas a tomar. En este sentido depende de las circunstancias concretas económicas en las cuales se encuentra la empresa, esto es, el margen de maniobra para aportar recursos para medidas que supongan gasto corriente. Si bien la situación es mejor cuando supongan inversión. A su vez se puede asignar un porcentaje del presupuesto de gastos de cada departamento para concretar las medidas específicas.

Como la cantidad disponible depende de cada empresa en particular, es preferible establecer el costo de los medios como un porcentaje del total disponible. En la siguiente tabla se establece el parámetro a aplicar de acuerdo al porcentaje:

GRADUACIÓN DEL COSTO DE LOS MEDIOS (CM) PARÁMETRO A APLICAR
Más del máximo permitido (>100 %) 10
Entre >18.3% y 100 % 6
Entre >3.3 % y 18.3 % 4
Entre > 0.55 % y 3.3% 3
Entre > 0.1 % y 0.55 % 1
Menos de  > 0.1 % 0.5

Factor de Corrección (FC).- Como se dijo en párrafos anteriores, el factor de corrección mide la disminución del nivel de riesgo “R” que tiene lugar al entrar en acción los medios empleados. La cuantificación del factor de corrección se determina a partir de la valoración del porcentaje del riesgo que se espera eliminar.

GRADUACIÓN DEL FACTOR DE CORRECIÓN (FC) PARÁMETRO A APLICAR
Elimina el 100% del riesgo 1
Elimina entre el 100% y un 75% del riesgo 2
Elimina entre un 75% y un 50% del riesgo 3
Elimina entre un 50% y un 25% del riesgo 4
Elimina menos de un 25% del riesgo 6

Con todos los parámetros ya definidos y cuantificados, se puede calcular el nivel de Justificación “J” y, dependiendo de los valores obtenidos, se puede determinar la decisión a tomar de acuerdo a las políticas de la empresa en la materia, según la siguiente tabla:

Nivel de justificación “J” Decisión
0 ≤ J < 10 No se justifican acciones correctoras
10 ≤ J < 20 Zona de dudas, revisar y ajustar C y FC
20 ≤ J Justifica las propuestas de acción

EJEMPLO:

Ejemplo 1.- Determinar el riesgo de una falla en un trasformador trifásico de mediana capacidad que ocasiona que el transformador quede fuera de servicio. El transformador alimenta la energía eléctrica a una empresa de tamaño mediano, la cual depende exclusivamente de ese transformador para el suministro de la energía eléctrica. La empresa está instalada en una ciudad que dispone de los servicios de representación de fabricantes de transformadores y de reparación y mantenimiento de todo tipo de transformadores. El transformador puede estar sujeto a las siguientes posibles fallas:

  • Corto circuito por elementos extraños en sus conexiones
  • Calentamiento por sobrecarga
  • Malas condiciones del aceite
  • Descarga eléctricas externas por rayos

Deja un comentario